top of page

¿Los neumáticos de segunda mano son seguros?

Saber cómo se han utilizado determinados componentes en el pasado es el primer inconveniente de esta opción. Cuando miras la rueda, puedes ver todos los defectos e irregularidades que tiene. Preste atención a los indicadores de desgaste como cortes y grietas, y deseche cualquier componente que los muestre.


Las consecuencias de circular con unas ruedas en mal estado son que se pueden producir vibraciones, el manejo y la estabilidad del vehículo pueden verse afectados y también se puede producir un desgaste irregular de los componentes.



Si los neumáticos presentan un deterioro importante, sus características pueden verse perjudicadas. Esto supone ciertos riesgos en la carretera, por ejemplo, puede cambiar su respuesta al frenar sobre terreno mojado o haber perdido capacidad de tracción.


El cambio de los neumáticos supone un desembolso considerable. Por ello, la respuesta a si merece la pena comprar neumáticos que ya han sido utilizados, siempre y cuando su origen y proveedor sean de fiar, es un sí. Pero, si decide hacerlo, recuerde prestar atención ciertos detalles.



Por ejemplo, si vamos a cambiar todas las ruedas, conviene mirar el código DOT, que son los números grabados en el lateral, pues nos indican datos como la fecha de fabricación de los neumáticos, los códigos de velocidad o los índices de carga. Teniéndolos en cuenta elegiremos componentes similares.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page